#8M – Lo que decimos

«Gracias» al sistema patriarcal las mujeres siguen sufriendo diversas desigualdades, también en la sexualidad. Pero aumenta la movilización y la conciencia. Por eso decimos #seacabó y que el sexo será consentido o no será.

Tenemos que celebrar que en los últimos años el movimiento feminista ha alzado la voz y se ha hecho mucho más visible. Pero desgraciadamente, esto también nos dice que las mujeres siguen sufriendo violencia sexual y de género por el mero hecho de ser mujeres. Suena repetitivo, pero es así, y es necesario recordarlo hoy y todos los días. Nuestra visibilidad sigue siendo necesaria, en los medios tradicionales y digitales, y en las calles. Celebramos las movilizaciones, que este año tienen como lema #seacabó. Y qué acertado.

Las mujeres nos enfrentamos día tras día a innumerables situaciones de desigualdad: en casa, en el trabajo, en la calle, en la universidad o el instituto. Esas desigualdades son más o menos visibles, más o menos sutiles. ¿Por el patriarcado? Exactamente. El patriarcado ha generado un sistema en el que las mujeres quedan relegadas a un rol sumiso y silencioso, en el que “otros”, los hombres, están por encima. Este sistema está integrado en todos los ámbitos de la vida, pero en el ámbito de la sexualidad es especialmente visible.

La sexualidad sigue siendo un tabú y en el caso de las mujeres está aún más silenciada. “Gracias” al patriarcado, muchas mujeres tienen dificultades para observar su cuerpo, sus genitales, para aceptarlo y para explorarlo. Además, este sistema nos dice que no todos los cuerpos son válidos o bellos. “Gracias” al patriarcado, el porno manda sobre la educación sexual, pues el porno es accesible y la educación sexual se topa con trabas y trabas que la convierten en cuestión de suerte para las personas que sí tienen o han tenido educación sexual en sus escuelas. “Gracias” al patriarcado, tanto hombres como mujeres hemos aprendido a relacionarnos de una forma que estereotipa el placer y los encuentros. “Gracias” al patriarcado hay faldas que se consideran demasiado cortas, actitudes que se califican como insinuantes y conductas que son vistas por ese patriarcado como una «invitación» al otro para… [X]

Podríamos “agradecer” al patriarcado una lista infinita de desigualdades, injusticias y en definitiva, violencias. Pero, a pesar de todo, en los últimos tiempos las mujeres hemos aprendido a unir nuestras voces, a caminar juntas y a gritar bien fuerte que estamos aquí, que tenemos los mismos derechos y que seguiremos luchando por ellos. Porque #seacabó y porque, podemos decirlo más alto, pero no más claro: el sexo será consentido o no será.

Sigamos

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR