Imagen: DDP

Solo necesitas 4 minutos para leerlo. ¡Palabrita del CJAS!

 

Seguimos aquí, gestionando tus urgencias durante la cuarentena. ¡Somos tu vía de escape!

Los servicios durante la cuarentena están saturados y cuando surge una urgencia no sabemos bien qué hacer o dónde acudir.

En estas semanas de confinamiento hemos recibido diversas preguntas sobre cuestiones relacionadas con la sexualidad que se han repetido en varias ocasiones. Por eso queremos compartirlas con vosotros/as y darles respuesta.

¿Cómo puedo abortar?

La Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) es la decisión de la mujer de no continuar con un embarazo. Se puede llevar a cabo siempre que la mujer sea  mayor de edad o, en caso contrario, con el consentimiento de al menos uno de los progenitores o tutores legales.

En España, es un derecho, libre y gratuita dentro de las primeras 14 semanas de gestación. Existen dos procedimientos: el método farmacológico  y el quirúrgico.

Para llevar a cabo la IVE hay que coger una primera cita con una de las clínicas acreditadas proveedoras del servicio (el listado completo puede consultarse en acaive.com). Entre esa primera cita y el día de la intervención deben transcurrir como mínimo 3 días. El proceso en general no suele tardar más de una o dos semanas.

A pesar de estar en cuarentena, las dificultades habituales y las que se suman por esta situación, las clínicas siguen funcionando.

Se me ha olvidado una píldora, ¿qué hago?

La píldora diaria es un método hormonal combinado que funciona regulando la menstruación e inhibiendo la ovulación, de tal forma que óvulo y espermatozoide no puedan unirse. La pauta de toma consiste en una píldora cada día y a la misma hora.

En términos generales, cuando se nos olvida una única píldora y han pasado menos de 24 horas habría que tomarse la píldora olvidada en el momento en que nos demos cuenta y, a la hora que corresponda, la píldora que nos toque ese día. Pero cuando se nos olvidan dos o más píldoras la pauta sería tomar la última píldora olvidada, usar preservativo durante 7 días y valorar la toma de la Píldora Anticonceptiva de Urgencia (PAU) o ‘píldora del día después’ en caso de haber mantenido relaciones durante los cinco días previos al olvido.

El otro día se nos rompió el condón y no sabemos qué hacer, ¡¡ayuda!!

Antes de nada, para que se produzca un embarazo tiene que haber penetración y eyaculación dentro de la vagina sin método anticonceptivo (preservativo, píldora…) o que algo no haya ido según lo planeado (rotura del preservativo, olvido de la píldora…).

Ante situaciones como las mencionadas podemos recurrir a la PAU o ‘píldora del día después’ como se la llama comúnmente. La PAU no es un método anticonceptivo sino, como su nombre indica, un recurso de urgencia. Esta píldora actúa retrasando la ovulación, impidiendo así la unión entre óvulo y espermatozoide, pero si la ovulación ya se ha producido, la píldora no tiene efecto.

Existen dos tipos de PAU, una que tiene efecto hasta las 72 horas y otras a las 120 horas tras el encuentro.

Como los centros de salud están saturados y salir a la farmacia sí está permitido, siempre puedes comprarla ya que no es necesaria la receta.

Me han salido unos granitos en mis partes. Me pica después de tener relaciones, ¿es una ETS?

Los genitales son una zona sensible de nuestro cuerpo, por ello, puede verse afectada por diferentes factores como, por ejemplo, tejidos sintéticos, antibióticos, ropa ajustada, anticonceptivos, infecciones…

Las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) se transmiten por contacto erótico (prácticas orales, vaginales, anales y contacto piel con piel) con una persona que tenga una infección, sin uso del preservativo.

En un gran número de casos la infección es asintomática, por lo que pasa desapercibida. Es por ello que es importante explorar nuestros genitales para conocerlos y detectar cualquier tipo de cambio en ellos en términos de color, olor, cambios en la piel, granitos, enrojecimiento, dolor, picor… Aunque tenéis que tener en cuenta que las ITS tienen diferentes periodos de incubación, es decir, el tiempo que pasa desde que hemos estado expuestos a una infección y la aparición de síntomas.

Si has notado ciertos cambios en tus genitales, puedes acudir a tu médico/a de cabecera para que realice las pruebas pertinentes y determine las causas de ello. Sin embargo, teniendo en cuenta el estado de alarma en el que nos encontramos, otra opción es consultar en los centros específicos de tu comunidad.

En ocasiones a pesar de tener irritación, picor y/o molestias no existe ninguna infección; puede tratarse de sequedad, lesión tipo eczema (como en otras partes del cuerpo) o irritación por falta de higiene, ropa interior o pantalones muy ajustados; o alergia a algún gel, crema o tejido; o lesiones de rascado, entre otras.

Recordemos que el preservativo, tanto para penes como para vulvas, es el único método anticonceptivo que evita tanto los embarazos no planificados como las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).

¡Esperamos haber resuelto vuestras dudas!

En los Centros Jóvenes de Atención a la Sexualidad (CJAS) seguimos atendiendo vuestras consultas de manera gratuita, confidencial y anónima. Aunque hayan cerrado sus puertas temporalmente, no os abandonamos. Estamos al otro lado del teléfono, a un WhatsApp de distancia y seguimos contestamos vuestros emails.

Podéis contactar con nosotras para resolver cualquier cuestión que os preocupe. ¡No olvidéis: estamos al otro lado de la pantalla!