Imagen: Reproductive Health Supplies Coalition.

Solo necesitas 6 minutos para leerlo. ¡Palabrita del CJAS!

 

‘Es fin de semana y necesito con muchísima urgencia la píldora del día después, busco como loca en internet dónde obtenerla de forma gratuita porque no tengo un duro y lo que me faltaba ahora es quedarme embarazada por culpa de no tener 30 euros’…

‘La búsqueda no pinta nada bien, resulta que en fin de semana en Madrid no hay forma de obtener la pastilla gratis’…

‘Me estoy empezando a agobiar, me pongo en lo peor: ¿qué voy a hacer si estoy embarazada? Si por lo menos fuese mayor de edad podría tomar esta decisión por mi cuenta, pero es que encima con 16 voy a tener que decírselo a mi madre, me espera lo peor’…

Oficialmente: es el fin del mundo. ¡Estoy jodida!

¿A quién no le suenan estas historias? En los centros jóvenes ‘son el pan de cada día’. La misma consulta y cada una distinta a la vez, gente que lo está pasando mal y no encuentra soluciones ‘rápidas’ o ‘cómodas’ a su preocupación.

Nuestra propuesta es la siguiente: en primer lugar, respira profundamente y suelta el aire muuuuy lentamente unas cuantas veces. Tómate tu tiempo y permítete hacer esto; estarás enviando a tu cerebro señales de calma de forma que ahora sí podrá ser tu aliada y ayudarte a pensar con claridad.

Segundo: te invitamos a que te sientes y reflexiones sobre estas cuestiones:

  1. ¿Qué ha pasado?

Analicemos las posibilidades que hay de que se haya producido un embarazo.

¿Ha habido eyaculación en el interior de la vagina sin uso de anticonceptivo o fallo de éste? (Rotura del preservativo, olvido de píldora, etc.).

Si la respuesta es NO, entonces no hay posibilidades, luego no es necesario tomar la Píldora Anticonceptiva de Urgencia (PAU).

Si la respuesta es SÍ, pasamos a la siguiente pregunta:

  1. ¿Cuándo ha pasado?

Es importante que contemos el tiempo que ha pasado desde el encuentro con posibilidad de embarazo hasta el momento en que obtenemos la PAU. Existe una pastilla que puede tomarse hasta los 3 días después, la Norlevo o Postinor. Y otra que es hasta 5 días después, la EllaOne.

Vemos que contamos con cierto margen desde el momento en que ha ocurrido. En otro post sobre la PAU se cuenta la forma en que funciona para evitar un embarazo (pincha aquí). Pero sí, sabemos que es un poco ambiguo eso de ‘tener cierto margen’ y la idea de que cuanto antes se tome más posibilidades tiene de que funcione y evite ese embarazo no planificado está muy extendida. ¿Cómo puedo saber si debo ir corriendo a la farmacia o bien puedo esperar al lunes para obtenerla de forma gratuita en un centro de salud con planificación familiar? Pasamos a la siguiente pregunta…

  1. ¿Cómo de urgente es la situación?

Para saber esto es de muchísima utilidad llevar un cierto control sobre nuestro ciclo menstrual. Si sabemos cuándo nos ha bajado la regla por última vez, si nuestro ciclo es corto (de 28 días o menos) o más bien largo (de más de 30 días) o si tenemos un ciclo regular, entonces tenemos información muy interesante, porque podemos saber cómo de fértiles estamos siendo durante estos días.

Podemos saber esto gracias a apps que nos van orientando sobre los momentos de mayor y menor posibilidad de embarazo. Pero también podemos hacerlo de forma analógica llevando un seguimiento del ciclo. En un ciclo de 28 días, el primer día de regla cuenta como día 1º, incluido este primer día contamos otros 14 días para saber cuándo tendrá lugar la ovulación. Si la regla ha bajado el día 5 del mes, aproximadamente el día 18 sería el de la ovulación y los días con más posibilidades de embarazo serían entre el 14 y el 22 aproximadamente. No podemos estar 100% seguras de que esto es exacto porque depende de los días de cada ciclo y de más variables que no podemos controlar, como factores emocionales, psicológicos, que pueden hacer que se altere.

Pero lo que está claro es que manejar esta información nos ayuda enormemente a valorar la urgencia de la pastilla. Así, si estamos en un día muy fértil y el encuentro con posibilidad de embarazo lo hemos tenido el jueves por la tarde y estamos a sábado por la tarde, podemos pensar que no tenemos mucho tiempo, ya que como se explicaba en el otro post sobre la PAU, si el embarazo ya se ha producido no hay posibilidad de la pastilla funcione, pues no es abortiva, y cuanto antes se tome, mejor será la eficacia.

En cambio, si estamos en un momento de muy baja fertilidad y el encuentro ha sido el jueves y estamos a sábado, sí podemos valorar esperar al lunes y obtener la PAU de forma gratuita en un centro de salud con planificación familiar. Todavía estaríamos dentro del plazo para tomar la pastilla de los 5 días después, la EllaOne.

Todo esto son orientaciones, porque no podemos coger unos rayos X y mirar a través de nuestro útero para ver realmente lo que está pasando y lo que sucede cada día en nuestro cuerpo está sujeto a muchas variables que están lejos de nuestro control.

Por eso es mejor disfrutar sin que tenga que llegar un momento de caos como el que se contaba al principio del post. Pero si pasa, por lo menos sentir que conocemos el momento en el que estamos y además tenemos el poder de elegir qué hacer entre varias opciones y al final, sea lo que sea que pueda haber sucedido, siempre existe una solución.

Por supuesto, podéis contar con nosotras en todo momento. Y prestad atención al siguiente post en el que damos respuesta a cómo gestionar necesidades urgentes como ésta en tiempos de coronavirus y confinamiento.