INFECCIÓN POR VIRUS DEL HERPES SIMPLE (VHS) 

¿QUÉ ES?

El herpes genital es una infección provocada por los virus del herpes simple 1 y 2.

Tras un periodo de incubación de entre 2-12 días, suele aparecer el primer brote que puede ir acompañado de síntomas generales (fiebre, malestar, dolor al orinar…).

En los brotes, aparecen pequeñas ampollas que contienen un líquido, éstas se rompen y se fusionan hasta formar úlceras circulares dolorosas y a veces sangrantes, que a los pocos días se convierten en costras. Desaparecen a las 2-3 semanas.

Aunque la lesión desaparece, el virus se mantiene en estado latente. Es común que los brotes se repitan, sobre todo durante el primer año. Los síntomas de los siguientes brotes son, generalmente, menos graves y duran menos tiempo. Aunque la infección puede permanecer indefinidamente en el organismo, los brotes tienden a disminuir con los años.

 

¿CÓMO SE TRANSMITE?

El VHS puede contraerse a través del contacto directo con el virus, como en prácticas eróticas que incluyan contactos bucales, genitales y/o anales con zonas infectadas. Rara vez pueden transmitirse por la piel sin brote.

La infección no se transmite por:

  • Prácticas eróticas con personas que saben que no tienen la infección.
  • El uso común de prendas de ropa, ropa de cama, etc.
  • El uso de retretas, lavabos, duchas o bañeras.

 

¿CÓMO SE DETECTA? CÓMO SE TRATA?

Se puede hacer un diagnóstico visual o una citología, un cultivo virológico de una muestra o un análisis de sangre.

No hay ningún tratamiento que elimine el virus, pero los medicamentos antivirales previenen y/o acortan la duración de los brotes.

 

¿CÓMO SE PREVIENE?

El mejor modo de prevención es el uso del preservativo. El preservativo masculino no evita completamente la transmisión porque puede no cubrir todas las lesiones. Puede resultar más eficaz el uso de preservativo femenino (en prácticas hombre-mujer) o el uso de bandas de látex (en prácticas boca-genitales o boca-ano).

Una educación sexual/de pareja o para la salud adecuada también funcionan como método de prevención: aprender a reconocer la infección, aprender a negociar el uso del preservativo en pareja, aprender a hablar de ITGs antes de mantener un encuentro o aprender a contar que se tiene una ITG se incluyen dentro de estas acciones.