Foto: Reproductive Health Supplies Coalition / 2 minuto

 

Hemos fantaseado con extender el tiempo. Y como no es posible, lo que sí hemos hecho es convertir un día en una semana. ¿Cómo? Hablando desde el pasado lunes hasta mañana domingo de lo que solo hoy 26 de septiembre se celebra: ¡el día mundial de la anticoncepción!

 

  • Por si quieres curiosear, hemos destacado todas estas publicaciones en nuestro perfil de Instagram.

 

Lo decimos así, con admiraciones, ¡día mundial de la anticoncepción! Porque, a pesar de sus inconvenientes (casi nada es perfecto) admiramos a los recursos anticonceptivos por su efecto liberador para miles de mujeres durante los últimos años de nuestra historia.

 

Planificarse es fundamental, al igual que lo hacemos en otros aspectos de nuestra vida y nos llevaríamos las manos a la cabeza si actuásemos al contrario. Usamos agendas en el trabajo para anotar las tareas que debemos cumplir y los plazos de entrega, quedamos con nuestras amistades un día a una hora en un sitio concreto para hacer eso que tanto nos apetece… No planificar nuestra anticoncepción es en sí mismo un tipo de plan. ¿Cuál? El de la suerte. El de renunciar a controlar un embarazo no planificado o una infección de transmisión sexual (ITS).

 

Un día no es suficiente. Una semana tampoco. Pero mejor que mejor. Hemos querido recordarte que tienes la información y las herramientas para tomar la mejor decisión que se adapte a ti. Y si sientes que no, o no del todo, haz clic en este folleto. Encontrarás todos los métodos a tu disposición y sabrás de qué va cada uno en un par de frases.

 

Recuerda:

 

  • No planificarse es un tipo de plan. ¡Tú decides si conduces o te llevan!
  • Infórmate bien y pasa de mitos. ¡Más CJAS y menos foros!
  • No hay un único método anticonceptivo válido para todas las mujeres. ¡Hay vida más allá del condón y la píldora!
  • Las hormonas no nos hacen explotar, sino que inhiben la ovulación.
  • De la anticoncepción sí te puedes olvidar: ¡usando un anticonceptivo de larga duración!
  • Cuanto más planifico, más me divierto, menos me agobio y más tranquila vivo. Asumir riesgos porque sí no es ningún planazo.
  • ¡Ojo! Que no hablamos solo de evitar embarazos, sino de prevenir las ITS.
  • Si en la relación somos dos (o tres, o los que sean), la responsabilidad es de ambos.

 

Si este aperitivo te ha sabido a poco, aprovecha el relax del finde para echar un ojo a nuestra web. En el blog encontrarás un montón de artículos con los que seguro que te sientes identificada/o. ¡Ah! Y otro recurso que nos encanta es la web anticonceptivoshoy. No dejes pasar la oportunidad de comparar los distintos métodos anticonceptivos o de hacer sus divertidos test.